Antecedentes (no penales)

Esta entrada la voy a escribir en tributo a un afecto virtual. Sí, estimados lectores, no son frecuentes los afectos perdurables que nacen a través de los medios virtuales. La falta de piel hace que las relaciones que surgen en internet resulten efímeras. Desde mi perspectiva, esa es la regla. Afortunadamente, toda regla conoce excepciones, y donde un clic no alcanza para extinguir un vínculo de estima. A esas  excepciones yo le dedico este post.

En otras entradas (aquí , aquí y aquí) les comentaba de cómo me metí en esto del IRC (venga, vicio total) así que solo haré recuerdo a la pequeña red que me cautivó: Hira. Porque Hira la montó Polsaker y son esas memorias las que hoy desempolvo.

Posiblemente, Hirana no existiría sin su antecedente Hira. Incluso, cualquier lector atento, podrá notar que el nombre Hirana, es un derivado de Hira, y no únicamente porque la actual contenga su ADN mágico sino porque es una forma de ofrenda a la Gran Hira. No importa el número de users, para ser una gran red, lo verdaderamente importante son el número de momentos felices, y de esos últimos, atesoro infinitos.

¿Quién es Polsaker?

Cuando lo conocí hace seis años era poco más que un adolescente, pero no me enteré hasta que me dijo la edad. Era un chico bastante serio, de pocas palabras, de evidente inteligencia superior, que yo aluciné cuando me dijo los años que tenía. Aunque a decir verdad, importaba poco. En definitiva, Polsaker, montó el proyecto Hira y me había invitado a compartirlo.

Yo que no confío ni Dios, logré tenerle un grado altísimo de confianza simplemente porque se la ganó con su forma de ser para conmigo. En este mundo malvado y oscuro que puede resultar internet, ya siendo un chico era lo suficientemente honesto y confiable. No fue difícil trabar amistad virtual por el interés común en Hira. Los estrategias que tejimos para que la red creciera llevaría muchas páginas de relatos, alcance con saber que de divertidas confabulaciones íbamos sobrados. 😀 

Lo increíble y todo hay que decirlo es que Polsaker nunca traicionó mi confianza. No es que sea ni perfecto ni santo (tampoco la tontería), sino que es íntegro. Valor muy decaído en los tiempos que vivimos, por eso siempre tendrá mi gratitud. 

Me regaló el avatar  que uso en Underc0de, y es innegociable un cambio. Lo mismo que la imagen destacada de esta entrada donde se ve la tierra de Hira y la torre de control donde se instalaba Polsaker con su gran ojo  que todo lo ve. 😀

Polsaker en modo diversión

Tiene mucha mala hostia, y a medida que se hizo un hombre grande más. Pero venga, tuvo altas dosis de paciencia para su subalterna Gabriela, especializándose en el ignore  cuando el agobio era muy grande. Lo creáis o no, eso (el agobio) tenía para mí un puntillo de diversión.

Lo he dicho mil veces, Polsaker fue el creador de los dominios de Hira. Supremo y Lord de aquellas tierras, se ganó el apodo de el Fuhrer por su poder absoluto e ilimitado. Usó su poder de imperio en forma ejemplarmente corrupta. Impartía justicia por medio de un Killban al usuario elegido por Lottery. [Servicio de GameServ, por el cual designa random a un user].

Como NetAdm acumuló divisas y saqueó al Banco de Hira por apropiación indebida de los buttcoins de los users.  La institución financiera terminó en quiebra y el Fuhrer declaró que jamás nos devolvería el dinero. [Se dice que lo colocó  a buen resguardo, transfiriéndolo a cuentas innominadas en Indonesia]. En el presente su imperio no conoce límites, expandiendo su poder de dominación por todas las vastas tierras de La Matrix.

Y para cerrar…

Por último, Polsaker nos visitó fugazmente alguna vez en Hirana. Su vida actual con otros proyectos, lo han llevado a abandonar el viejo IRC. Lo echo en  falta, también hay que decirlo.

De la misma forma extraño a CoBot (el bot de Pols), desarrollado con un código fantástico, aunque tan silencioso como su propietario. Ya me podríais decir que es open source y que nada impide que montemos una instancia en Hirana, pero que se yo, CoBot sin Pols, no es CoBot, es un clon.

Con o sin libro de historia, mi memoria contiene unas crónicas inolvidables fruto del cariño que le cogí a Hira y a su creador. A ti, Polsaker, los créditos.

Imagen de portada proporcionada por Polsaker.

Gabriela


1 comentario

La maldición de las Bots del IRC - Hirana.net · 23/04/2021 a las 04:46

[…] día me conecto al IRC y BrujitaBot había desaparecido. Cuando le pregunto a Polsaker si sabía algo de BrujitaBot, me respondió que había víctima de un […]

Deja una respuesta